Búsqueda personalizada

12 ene. 2010

Austria fue el mejor equipo del mundo..................

Sucedió hace tanto tiempo, que la mayoría lo ha olvidado, pero hubo una época en la que Austria fue la mejor selección del mundo, poseía un juego deslumbrante y por eso recibió el calificativo de Wunderteam, el equipo maravilloso...                              ...Aun hoy en día, se le considera el mejor equipo de la historia previo a la segunda guerra mundial.




Da la mano del legendario técnico Hugo Meisl, la selección austriaca deslumbró en Europa entre los años 1931 y 1935 con un fútbol atrevido, vistoso y de calidad. Meisl formó un equipo que sería el precedente futbolístico de los mágicos magiares de los años 50.



El técnico austriaco implantó en la selección el por entonces célebre 2-3-5, la famosa WM, donde el mediocentro creativo desempeñaba un rol determinante. Por fortuna para Meisl, él podía contar con Mathias Sindelar, un genio del balón, al que apodaban el Mozart del fútbol o el hombre de papel, por su aspecto frágil y delicado. Sindelar se convirtió en el centro del engranaje austriaco, en el encargado de hacer jugar a todo el equipo.



Con una presión ofensiva asfixiante, un buen trato de balón (Meils llegó a decir que prefería jugar con 10 antes que meter a un jugador torpe en el equipo), una clara vocación ofensiva y el genio de Sindelar, el Wunderteam arrancó el 12 de abril del 31 ante Checoslovaquia una asombrosa racha de éxitos. Goleó en dos ocasiones a Alemania, vapuleó 8-2 a Hungría y le endosó a Escocia un histórico 5-0, que suponía la primera derrota escocesa en el continente.



El 7 de diciembre del 32 estuvieron a punto de lograr una hazaña que tardaría 20 años más en producirse, ser el primer equipo continental que derrotaba a Inglaterra en su propio terreno, algo que lograría la Hungría de Puskas con el famoso 3-6 del 53. A pesar de la exhibición de Sindelar, los austriacos caían derrotados en Stamford Bridge por 4-3.



En 1934, Austria se presentaba en el mundial con una racha triunfal de 28 victorias, 1 empate y solo 2 derrotas y la escalofriante cifra de 102 goles a favor en 31 partidos.



Sin embargo, en Italia, el Wunderteam se iba a topar con el fascismo, el movimiento político que terminaría destruyéndolo. La Italia Mussoliniana se iba a cruzar en el camino austriaco hacia la final, en semifinales, en San Siro los locales vencían por 1-0. Las claves de la derrota; el extremo marcaje al que el violento Luis Monti sometió a Sindelar, la torrencial lluvia que caía sobre Milán y el más que sospechoso arbitraje del sueco Ivan Eklind, influenciado y presionado por el partido Fascista italiano, que quería ver a sus selección ganar su mundial.



Esa derrota introdujo a los austriacos, junto a la Hungría del 54, la Holanda de los 70 o el Brasil del 82, en el Olimpo mitológico de los grandes equipos de la historia que han deslumbrado con su fútbol, pero a los que la gloria les ha sido esquiva.



Después del mazazo del 34, Austria volvía a toparse con el fascismo en los juegos olímpicos de Berlín en el 36, y de nuevo Italia le privaba del éxito, esta vez en la final, donde los de Mussolini ganaban por la mínima.



Ese sería el epílogo del equipo maravilloso, a partir de ahí comenzaría su destrucción. A las puertas del mundial del 38, donde de nuevo partían como favoritos, a pesar de la muerte de su ideólogo Meisl de un ataque al corazón, el tercer Reich en plena vena expansionista, se anexionaba Austria, desmantelaba el equipo nacional y obligaba a los jugadores austriacos a jugar con Alemania. El Wunderteam había desaparecido para siempre.



Cinco jugadores aceptaron, algunos huyeron del país y el resto se negaron, entre estos últimos se encuentra Mathias Sindelar, por entonces convertido ya en una leyenda. Firme defensor de la independencia de su país, la Gestapo lo hostiga por considerarlo un elemento desestabilizador y por sus orígenes judíos y hace de su vida un infierno.



El 29 de enero de 1939 aparece el cuerpo sin vida de Mathias Sindelar junto al de su amante, la cantante italiana Camilla Castagnola. Según las investigaciones de la Gestapo se trató de un suicidio por inhalación de dióxido de carbono. Para todos se trató de un doble asesinato de la policía secreta nazi. 40.000 personas acompañaron el féretro de Sindelar hasta el cementerio central de Viena. Con él se esfumaban para siempre los sueños de grandeza del equipo maravilloso.

                      

0 comentarios:

FUTBOL MUNDIAL 2010 © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute