Búsqueda personalizada

15 mar. 2010

ENTREVISTA Señor Doménech......... En constante tensión,, POLEMICO ENTRENADOR DE FRANCIA

A la selección francesa, navegando la mayor parte del tiempo sin instrumentos, no siempre le resultó fácil mantener el rumbo hasta Sudáfrica. Fue segunda del Grupo 7, detrás de Serbia, y estuvo a punto de caer en una difícil repesca ante la República de Irlanda. Pero salió airosa, y viajará al continente primigenio para participar en la decimotercera Copa Mundial de la FIFA de su historia.



El símbolo de la nave francesa que zozobró sin llegar a hundirse es su seleccionador, Raymond Doménech, de 58 años. Contra viento y marea, el lionés se aferró al timón y, tras superar las adversidades, consiguió arribar a buen puerto.



El técnico tenía a su favor la experiencia, puesto que ya había clasificado a su equipo para dos grandes pruebas internacionales consecutivas, la Copa Mundial de la FIFA 2006 y la Eurocopa 2008, la primera vez que lo lograba un entrenador francés. Sin embargo, el palmarés de este lobo de mar aún permanece sin estrenar. Después de naufragar contra el escollo de Italia en la final de Alemania, espera ser capaz de salvar el último obstáculo en Sudáfrica.



Raymond Doménech ha aceptado responder sin rodeos a las preguntas de FIFA.com, que tratan desde las numerosas críticas recibidas hasta el análisis de su plantilla, pasando por la complicada eliminatoria ante Irlanda.



Señor Doménech, a pocas semanas del saque inicial de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, ¿qué opinión le merece la organización del torneo?

Por lo que he visto, ¡no habrá ningún problema! Los campos son magníficos, y aunque hubiese que hacer algún ajuste, todavía quedan más de dos meses de margen.



Durante la campaña clasificatoria, la selección francesa fue objeto de críticas. ¿Esta situación puede servir para unir más al grupo?

Los jugadores están acostumbrados a este tipo de críticas. Saben que cuando no se rinde al nivel que espera la gente, van a recibir ataques. Además, ¡hasta ahora el blanco de las críticas he sido yo, más que ellos! Pero el Mundial les pertenecerá, son ellos quienes van a estar en un primer plano. Yo les daré las llaves cuando vaya a empezar el torneo. Antes voy a esforzarme al máximo por protegerlos, prepararlos de la mejor manera posible para la competición, pero después estará en sus manos. Además, ¡no creo que reserven ninguna medalla al entrenador! (risas
En el plano personal, ¿cómo le sentaron esas críticas?


Como a todos los entrenadores. Yo siempre cuento la historia de la rana que tiran al agua hirviendo: de golpe va a gritar, sufrirá. Pero si la metemos en agua fría y vamos subiendo la temperatura, ¡resistirá mucho más tiempo! Ser entrenador es algo parecido: vivimos en el estrés permanente, lo único que experimentamos es esto, todo el tiempo. ¡Es un estado natural!



En la competición preliminar su equipo dio la impresión de no jugar al nivel que podrían permitirle hacerlo sus individualidades. ¿Qué le falta para explotar plenamente este potencial?

Se está produciendo un relevo de generaciones. Con la excepción de Brasil, que dispone de una cantera inmensa, y que asegura una renovación natural sin que el nivel del equipo sufra las consecuencias, todos los países funcionan por ciclos. Nosotros nos encontramos quizás en un ciclo algo más difícil, con grandes jugadores, que han durado, que acaban de irse y que ahora debemos reemplazar. Sencillamente, estamos en esta situación, y si hay gente que no quiere admitirlo es que no es lúcida. Actualmente estamos trabajando y luchando para volver a entrar en un ciclo alto.



El pasado 18 de noviembre, contra la República de Irlanda, Francia parecía jugar dominada por el miedo, a pesar de los experimentados futbolistas que componen su equipo. ¿Le sorprendió?

Es totalmente comprensible. Cuando uno pierde 0-1 en casa, como le ocurrió a Irlanda, hay un Mundial en juego, y sabe que tiene que marcar un gol para clasificarse, que debe jugar para marcar, está completamente liberado. Ni siquiera tiene que hacerse ninguna pregunta: hay que marcar. ¡Es la situación ideal para producir juego! Y al contrario, el otro equipo, que está casi clasificado y se juega su futuro en ese mismo partido, sabe que todo peligrará al más mínimo error o con recibir un solo gol. Se plantea más preguntas y le cuesta más trabajo soltarse. Es exactamente la situación en la que nos hallábamos nosotros.




¿La experiencia y el bagaje de los puntales del equipo no modificaron en nada esa situación?

Sea cual sea la experiencia de los futbolistas, o su madurez, ¡eso no cambia nada! En ese momento se produce una cierta febrilidad. Y también se nos olvida decir que Irlanda cuenta con jugadores de calidad… Por lo tanto, los niveles de uno y otro se equilibran debido al factor psicológico. ¡Cuando uno no tiene nada que perder, puede lanzarse! Y a la inversa, cuando se puede perder todo, el miedo invade nuestro cuerpo, y jugamos de manera más crispada.



La suerte ha querido que en la fase de grupos de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 vayan a cruzarse con el país organizador. ¿Es algo que les entusiasma, o les asusta?

Disputar un Mundial en África, jugar contra Sudáfrica, medirse a ella en este contexto, ¡es algo fabuloso! Pero también somos conscientes de que es el tercer partido, necesariamente decisivo para la clasificación de uno u otro, ¡o de ambos! Por lo tanto, no es un encuentro que haya que tomar a la ligera, no se podrá afrontar como un partido de exhibición, porque no se sabe lo que puede pasar.


En 2006, antes de la Copa Mundial de la FIFA de Alemania, usted instaba a aguardar al 9 de julio. ¿Emplazará este año a los seguidores de los Bleus al 11 de julio?

Cuando estoy convencido de algo, lo defiendo. Pero los únicos que pueden convencerme son los jugadores. En 2006, cuando vi y oí a mis hombres, me dije: “¡vamos a llegar a la final, seguro!”. Ahora bien, en estos momentos mi equipo está ubicándose, y todavía hay demasiadas incertezas y demasiadas cosas a su alrededor que lo contaminan. En cuanto hayamos reunido a los jugadores y hayamos pasado suficiente tiempo juntos, ¡lo sabré! El Mundial es como cuando empieza un partido: a los cinco minutos, ya sé más o menos cómo va a terminar. ¡Va a ser algo parecido! Esperemos a que empiece el torneo, y podré decir a grandes rasgos cómo lo acabaremos…

1 comentarios:

bbiphone dijo...

Lleva Todas las estadisticas del Mundial
en formato Excel Programado.
Bajate los calendarios en Excel aqui
http://copafifamundialsudafrica2010.blogspot.com/

FUTBOL MUNDIAL 2010 © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute