Búsqueda personalizada

9 mar. 2010

Entrevista Nakamura apunta alto.... MEJOR JUGADOR DE JAPON

Shunsuke Nakamura es, sin duda, la cara más conocida de Japón rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. En las espaldas del mediocampista residen las esperanzas de la selección nipona para superar un complicado grupo que incluye a Holanda, Camerún y Dinamarca, en lo que se anticipa como una lucha encarnizada por un boleto a la segunda ronda.




Recientemente transferido al Yokohama F Marinos de la liga de su país desde el Espanyol de Barcelona, Nakamura reflexionó en exclusiva para FIFA.com sobre las posibilidades de su selección en Sudáfrica, su largo recorrido personal en las ligas europeas en las que participó y cómo logró integrarse a tres sociedades tan distintas como Italia, Escocia y España.



Señor Nakamura, a priori el grupo de Japón en a Sudáfrica 2010 parece uno de los más complicados de la competencia…

Todo el mundo piensa que Holanda va a ser el primer lugar del grupo y que después los otros tres equipos nos vamos a pelear por la segunda plaza, pero nosotros tenemos que ver hacia adelante. Nuestro técnico Takeshi Okada considera que podemos llegar a semifinales y el equipo tiene que ser capaz de alcanzar esas expectativas y cumplir ese objetivo, que sin duda sería un gran éxito para nosotros y el país.



¿Considera que es el momento para que Asia cause una impresión como continente en una Copa Mundial de la FIFA?

Será difícil. Hasta el momento no hay muchos jugadores asiáticos en equipos europeos, y hay muchos africanos, en las escuadras más importantes incluso. Así que me parece que África en este momento lleva ventaja sobre nosotros. No significa que eso no pueda cambiar en el futuro porque hay mucho talento asiático, pero la realidad es que, por ahora, vamos a la zaga.



Está cerca de cumplir 32 años, esta Copa Mundial de la FIFA podría ser la última ¿siente que es momento de dejarse llevar y disfrutar la experiencia?

Cada partido es especial, porque a mi edad cualquier juego puede ser el último. Por ello, voy a hacer mi máximo esfuerzo para disfrutar la Copa del Mundo, así como lo hice cuando estuve en la liga española y lo seguiré haciendo en estos meses en Japón. Cada minuto cuenta y quiero aprovecharlos lo más posible.



¿Considera que su experiencia en ligas europeas lo ha hecho un jugador más completo?

He jugado en muchos países y es difícil adaptarse a las distintas maneras de jugar fútbol. Por supuesto, cuando un futbolista participa en una liga europea, más fuerte, aprende cosas y ellas se reflejan en tu manera de jugar. Considero, por supuesto, que soy más completo con esta experiencia, lo que pude vivir en Europa fue muy distinto que si me hubiera quedado toda mi carrera a jugar en Japón.


¿Qué piensa que necesita entonces Asia para estar a la vanguardia en materia futbolística?

Creo que la clave es que los jugadores asiáticos empiecen a emigrar más jóvenes al fútbol europeo, y me parece que, poco a poco, eso es lo que está sucediendo ahora. Hay una generación de muchachos de 16 y 17 años que está empezando a labrarse un camino en Europa, y eso se verá reflejado con muy buenos resultados en el futuro.



¿Cómo hacía usted para integrarse a las sociedades de los países en los que vivió?

Cuando llegaba a un país por primera vez trataba de encajar con mi nuevo ambiente, pero con el tiempo volvía a mis costumbres japonesas, porque es lo que mejor conozco y en cuanto a la comida, lo que mejor se adapta a mi cuerpo. Claro, eso pasaba en todos lados menos en Italia, donde todos parecen modelos ¡imposible encajar ahí! ¡Era demasiado! (risas).



¿En qué lugar se sintió más cómodo?

Cuando llegaba a un país nuevo lo que intentaba era sentirme cómodo lo más rápidamente posible, y en general lo logré, pero el sitio donde más sufrí fue en Glasgow, Escocia, ahí llovía todo el tiempo. Y eso fue muy difícil para mí, y también para mi familia. Y, curiosamente, fue quizá el lugar donde mejores resultados obtuve.



En Japón es usted una gran estrella, mientras que en Europa no tenía tantos seguidores, ¿extrañaba esa popularidad y por eso volvió?

No, en lo más mínimo. Jugué en Italia, Escocia y España, y me concentraba por completo en lo que estaba pasando en esos países. No extrañaba en lo más mínimo lo que sucedía en Japón. Soy un jugador de fútbol, y lo más importante es mi trabajo, dónde lo haga no tiene ninguna importancia.



¿Y su selección nacional? ¿Era un estímulo ser convocado y recibir el cariño de sus fans?

¡No, no! Los viajes eran larguísimos. Por lo menos ahora estaré más cerca.



Para terminar, una vez que ya ha vuelto a Japón, a la distancia ¿considera un error haber dejado el Celtic para fichar con el Espanyol?

A mí me gustan los retos. Si hubiera sido escocés hubiera jugado en Celtic hasta que me hubieran echado, pero me parecía que había llegado el momento de aprender cosas nuevas, y sinceramente ser titular no era lo más importante para mí. Con todo, después me pareció que era momento de regresar a Japón, pero no lamento en lo más mínimo haber fichado por el Espanyol. La experiencia fue invaluable.

0 comentarios:

FUTBOL MUNDIAL 2010 © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute